Vacaciones

Vacaciones

Me encuentro de vacaciones, tuvimos que tomar carretera para llegar a nuestro siguiente destino, pasamos por un tramo de una lluvia tan intensa que era muy difícil ver y manejar. Mi mente se quedo estancada en todo lo catastrófico que nos pudo pasar y minutos después, cuando ya estaba despejado empecé a sentir opresión en el pecho y mi corazón acelerado, me costó mucho trabajo respirar tranquilamente unos minutos. Después de 2 horas aún sigo con pequeños episodios del corazón acelerado ya que sigo recordando lo tensa que me puso ese tramo. Agradezco que mi compañía de viaje me hizo respirar y gritar para calmarme pero no todos tienen la fortuna de que alguien los entienda y apoye en esos momentos.

Escrito por Holiday

 

Tu también puedes compartir tu historia

Tu historia

Puedes leer todas las historias
dando clic aquí

Anterior
Desahogos: Mi mente...enemiga o aliada?
siguiente
Torbellino

Comentários no Facebook

Regresar

COMPARTIR

Vacaciones